Usted está aquí

El Ensamble de Danza y Música de la UMM interpreta las mejores piezas del "Divo de Juárez" en  un homenaje lleno de emociones

No cabe duda que uno de los mejores cantautores que ha dado México es Juan Gabriel. Su estilo, la fuerza de sus letras y composiciones, además del sentimiento que despiertan son parte del folclor nacional.

Por ello, el Ensamble de Música y Danza de la Metropolitana de Monterrey le rindió un merecido homenaje en el espacio al aire libre del Teatro de la Ciudad el pasado 2 de abril.

Al inicio del evento, el grupo musical hizo su aparición entonando la melodía de 1979 "Nadie baila como tú", haciendo que el público empezara a calentar la garganta.

Para continuar, llegó "Caray", una de las más afamadas canciones de Alberto Aguilera Valadez, y los presentes corearon junto al ensamble.

En cada interpretación, el ensamble de danza -dirigido por el maestro David García Magaña- deleitó al público con coreografías que era inevitable quedarse sentado. "Déjame vivir", "Te lo pido por favor" y "Así fue" le dieron rienda suelta a la voz y a las palmas de quienes disfrutaban de la velada.

Caía la tarde y los estudiantes de la Metropolitana de Monterrey 'no daban tregua' y cautivaban con "Querida", "Por qué me haces llorar" y "No tengo dinero". Ésta última acompañada de una participación enérgica de los chicos de danza al articular una coreografía urbana con la cual hicieron saltar a la concurrencia.

La oscuridad se adueñó del recinto, y con ella la nostalgia atrapó a más de uno al ofrecernos piezas como "Se me olvidó otra vez" y "Me nace del corazón", donde el público alzó las manos al cielo, seguramente recordando a un "Amor eterno".

Para el gran final no podía faltar la icónica de 1981, "Noa noa", y con la cual los grupos de danza y música se despidieron, no sin antes agradecer al maestro Oscar González, quien se aventó un 'palomazo' con los estudiantes al ejecutar en la guitarra "Johnny B. Goode", del recién fallecido Chuck Berry.