08/11/2021 Autor: Armando Gutiérrez

Cada que se acerca la semana de exámenes te invaden los nervios, y hacer lo posible para aprobar todas tus materias será la prioridad durante esta semana. Para alcanzar el éxito comienza a estudiar con anticipación y utiliza algunas de las técnicas de estudio más comunes. 

Realiza simulacros de exámenes
Las simulaciones te permitirán acercarte al tipo de preguntas que podrían aparecer en el examen y pensar previamente en las respuestas. 

Haz combinaciones 
Si vas a estudiar diferentes temas, divide tus jornadas de estudio en diferentes momentos en los que puedas estudiarlos de manera simultánea. Toma un espacio para un tema, otro para el siguiente, y así hasta completar tu sesión de estudio. Con este método evitarás olvidar cosas las cosas que estudiaste al principio. 

Para reforzar esta técnica te recomendamos escribir a mano las ideas más importantes. 

Graba tu voz 
Memoriza los temas de la misma forma en la que te aprendes una canción, ¿apoco no vuelves a reproducir las canciones una y otra vez para saber lo que dice el cantante?, haz lo mismo con los temas de tus materias, grábate diciendo todo el tema completo y escúchalo después. Con este método podrás relacionar más rápido las preguntas con los temas que has estado escuchando. 

Escribe 
Escribir a mano lo que queremos decir es un gran ejercicio, la memoria visual es un elemento muy importante. Si escribes a mano cada uno de los temas importantes y además agregas dibujos podrás ver los conceptos de una manera más clara. 

Reescribe o explícale a alguien más 
Con esto podrás fijar lo que has aprendido y al mismo tiempo notar en donde hace más falta reforzar el estudio; es una forma de autoevaluación. Y al estar del lado de la persona que escucha la explicación también es un buen ejercicio, porque vuelves a recibir el contenido y lo puedes corregir en caso de que exista un error. 

Asocia elementos clave 
Conocer previamente sobre un tema te permitirá vincularlo con nuevos aspectos y te resultará más fácil retener la información; así que repasa lo que viste la clase anterior antes de asistir a la próxima. La continuidad tiene efectos positivos sobre la memoria ya que fortalece las conexiones. 

Lee en voz alta 
Si involucras los diferentes sentidos en la retención de información te ayudará a recuperar esa información posteriormente. 

Pon en práctica lo aprendido 
Lo que aprendes se adhiere a tu mente cuando lo utilizas con frecuencia. Realiza cuestionarios en internet, inicia una conversación sobre un tema con tus compañeros de clases o expón algún tema con tus amigos.