Usted está aquí

Participan alumnos de la UMM en concurso de altares alternativos donde destacan por su originalidad

La evocación y añoranza hacia nuestros muertos es una tradición milenaria que es considerada desde 2008 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México por la Unesco.

Por ello, la Universidad Metropolitana de Monterrey invitó a alumnos, maestros y personal administrativo a participar en el concurso de altares alternativos 2017, donde se dio otra perspectiva de esta enriquecedora tradición.

El evento, que tuvo lugar el pasado viernes 3 de noviembre en Torre III, dio inicio con el acompañamiento de música de cámara, tocando temas alusivos a la fecha, como “La llorona”, “La bruja”, entre otras.

Alumnas integrantes del grupo de Theatrumm vestidas de espeluznantes catrinas abrieron el performance, caminando entre el público, “atemorizando” a los presentes mientras recitaban sus calaveras.

Posteriormente el performance continuó con el turno del grupo de danza folklórica UMM, quienes se presentaron con mucha alegría y entusiasmo, enfundados con coloridos trajes y peinados típicos representativos de México. Ellos danzaron al ritmo de melodías del género ranchero, entre ellas “La Muerte”, de Antonio Aguilar.

Al concluir la participación del grupo de danza, se dio paso a la premiación de los altares alternativos, y la directora de Difusión Cultural, Gabriela Cantú, se encargó de mencionar a los ganadores, agradeciéndoles su participación y creatividad.

El primer lugar se lo llevó el grupo de séptimo tetramestre de la carrera de Ingeniero Mecánico Administrador, quienes obtuvieron una cámara Go Pro. Asimismo se reconocieron segundo, tercer y cuarto lugar, los cuales destacaron por su originalidad, recibiendo un cálido aplauso de los presentes.

Para cerrar la noche, el Ensamble Musical se presentó tocando alegres melodías emblemáticas del día de muertos que cerraron una conmemoración que sin duda se quedará en la memoria de los asistentes, y sus seres queridos que ya partieron inmortalizados en sus corazones.